Cómo hacer que tus empleados se conviertan en embajadores de tu marca

Los que nos dedicamos a ayudar a las organizaciones a mejorar el día a día en sus acciones de marketing y comunicación, sabemos que los empleados son una pieza fundamental para mantener un esfuerzo efectivo, que posibilite unos buenos resultados a nivel de mejora de imagen, o de desarrollo de negocio.

La realidad es que la comunicación empieza desde dentro y en esa labor, todas y cada una de las personas que componen una organización conforman un claro valor añadido, que un departamento MarCom debe saber potenciar convenientemente. Aquí os dejamos algunas consideraciones.

  1. En un mundo abierto, hyperconectado y social, cada vez es más necesario el diseño y puesta en marcha de manuales de comunicación interna digital (MCID), que desde una perspectiva colaborativa, sugieran a los empleados ideas y normas básicas para interactuar con sus marcas dentro de los nuevos canales digitales, principalmente redes sociales (RRSS). El contenido y puesta en marcha de este tipo de planes los abordaremos en alguno de los siguientes artículos, “promesa”.
  2. En línea con el apartado anterior, destacamos la necesidad de fomentar y premiar la proactividad en las redes por parte de todas aquellas personas que forman parte de una organización. Ser activos en redes sociales para generar y compartir contenido corporativo, no sólo debe de ser valorado en cuanto al poder de amplificación de los mensajes de marca, sino también convenientemente incentivado, por ejemplo, mediante acciones de gamificación.
  3. Inmersos en las estrategias inbound donde el contenido se destaca como la base, donde comienza el proceso del lead nurturing, resulta imprescindible abrir un canal de colaboración permanente, entre diferentes departamentos de una empresa, para que todo el conocimiento existente pueda ser aprovechado para divulgar el expertise en productos, servicios e industrias en los que opere la compañía. Esto no significa que los empleados del área de preventa deban de convertirse en periodistas, sino que el departamento MarCom tenga a su alcance la posibilidad de consultar diferentes repositorios de información para sus acciones SEO, mantenimiento del blog corporativo, creación de webinars, campañas de generación de leads basadas en contenidos Premium, etc.
  4. De igual forma y en línea con lo anterior, resulta imprescinbible involucrar a los compañeros en las labores de comunicación interna con iniciativas orientadas a la formación transversal, participación activa y fomento del trabajo en equipo. Aspectos, que sin duda aportan una imagen de empresa moderna, cohesionada y alineada en la consecución de objetivos comunes.
  5. Los empleados, junto con los clientes, son uno de los mejores embajadores de marca de una organización. En este sentido, su labor de evangelización entre su red de contactos, por ejemplo, dentro de redes sociales como linkedin, será útil y beneficiosa tanto para el incremento del Branding como para el desarrollo de negocio de la empresa. Las actividades de incentivo por lead o venta, son siempre bien recibidas y el coste para la empresa es sensiblemente menor a los beneficios que aportan.
  6. Unos de los problemas a los que se enfrentan las organizaciones tiene que ver con la homogenización de su imagen corporativa por parte de las personas que la integran. Y es que desgraciadamente es habitual comprobar el escaso cumplimiento del manual de estilo y las múltiples “adaptaciones creativas” que conviven dentro de una compañía. El área de MarCom tiene aquí un importante reto a la hora de remarcar su importancia. Las acciones de divulgación creativa, son en nuestra opinión las que mejores resultados dan.
  7. Llegados a este punto, hemos puesto el acento en aquello que nos gustaría que nuestros compañeros hicieran por las actividades de marketing y comunicación, pero como en cualquier relación, perdonen la licencia poética, es necesario ofrecer y estar dispuesto a dar algo a cambio. En este sentido, los Departamentos de marketing y comunicación deberían perder el miedo a preguntar la opinión de sus compañeros sobre la ejecución de tal o cual campaña de marketing. El feedback interno al igual que el expresado por clientes y proveedores, representa un valor inestimable que ayudará a la mejora de futuras actividades.
  8. Igualmente se debe de informar a la organización sobre aspectos relacionados con el plan de marketing y las acciones principales que se pondrán en marcha. Los que nos hemos informado de un evento de nuestra empresa por tal o cual cliente, sabemos lo frustrante que es, y lo que nos aleja emocionalmente de nuestra propia compañía.
  9. Por último, y si queremos que los trabajadores de una organización se involucren de forma proactiva en nuestras acciones de comunicación y marketing e inviertan parte de su tiempo en ayudarnos en tal o cual actividad, deberemos pensar previamente (y expresarlo dentro de nuestro budget), en qué tipo de “recompensas” deberemos implantar y la forma de articularlas. A veces sólo con un gracias es suficiente, otras en cambio no.

Posted by Esencial

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies